Guía de venta de viviendas

 

La venta de su hogar o propiedad de inversión en una gran decisión. Existen muchas implicancias financieras y legales en la venta de su casa, por lo que es importante que usted discuta sus planes con su contador, abogado y agente inmobiliario. Nosotros podemos representar un valioso recurso para un vendedor, ya que conocemos el mercado y comprendemos las consecuencias e implicancias de la venta de una casa; así que póngase en contacto con nosotros si tiene preguntas acerca de este proceso.

Como agentes exclusivos del vendedor, o agentes de bienes raíces, representamos únicamente al vendedor en la venta de su propiedad residencial en Manhattan. Las tareas que realizaremos en su nombre serán las de preparar su propiedad y colocarla en las listas para la venta, dar a conocer su vivienda a otros compradores y profesionales de los bienes raíces y mostrar su casa a los corredores y compradores. Utilizamos la última tecnología de vanguardia para publicitar nuestros exclusivos listados que, en combinación con nuestra base de clientes y nuestro alcance internacional, permite el grado más alto de exposición posible para su propiedad.

El negocio de los bienes raíces se construye fundamentalmente sobre la base de las relaciones personales y la confianza. Buscamos crear un vínculo con cada uno de nuestros clientes al proporcionarles nuestras sugerencias personales honestas y respaldadas por hechos concretos e información actualizada.

Hemos elaborado una detallada Guía de venta paso a paso para instruir a los vendedores sobre el proceso de venta de bienes raíces en Nueva York para que conozcan las situaciones que deberán enfrentar al vender sus propiedades.

Guía de venta paso a paso

  1. Análisis de mercado y estrategias de fijación de precios
  2. Firmar un acuerdo de representación exclusiva
  3. Posicionar su propiedad en el mercado
  4. Calificar al comprador potencial
  5. Recibir una oferta y negociar
  6. Preparar el contrato de venta
  7. El paquete de la Junta
  8. Aprobación de la Junta
  9. El cierre